sábado, 22 de septiembre de 2018

Recordando viejos otoños

.
Venga, seamos amables y démosle la bienvenida al otoño, ya que nos llega mañana.  O eso dicen, porque con los calores que está haciendo... no sé yo. 

A este paso las cuatro estaciones se nos van a quedar en tres, o en dos y media. Echaremos la vista al pasado - bueno, nosotros no, nuestros bisnietos y tataranietos lo harán - y se dirán aquello de... ¿te acuerdas cuando mamá nos decía que su abuela le contaba que hubo un tiempo que se llamaba Otoño? ¡Qué bonito tenía que ser!

Y lo es, precioso. En algunos lugares más que en otros, cierto, pero en casi todos hermoso. Sin embargo, me temo que un día dejará de serlo. Tendremos un verano laaaaargo, laaaaargo, achicharrante y desesperante, para ir a un invierno descafeinado que nos llevará a una primavera de apenas un mes antes de que las flores comiencen a mustiarse de tanto calor. La mayoría no lo veremos, ¡menos mal!, pero al ritmo que vamos...

Mientras ese tiempo llega, voy a revivir escenas de hace muy poquito, cuando el otoño aún es otoño, y la naturaleza se vuelve loca de color y belleza.

¡Buen fin de semana!




Selva de Oza. Huesca

Hayedo de Montejo. Madrid


Hayedo de Tejera Negra. Guadalajara. Castilla-La Mancha

Valle de Ansó. Huesca. Aragón

Fuenlabrada. Madrid

 Aranjuez. Madrid


Mari Carmen