domingo, 31 de agosto de 2014

Resumen del mes de agosto

.


Se acaba agosto y hemos sobrevivido al calor, ¡aleluya! 

Al menos hasta este mismo momento - aún quedan unas horas de este día 31 - hemos superado este mes que suele ser muy caluroso aunque este año no lo ha sido tanto. Creo que es ahora, al marcharse, cuando el cachondo ha comenzado a fastidiarnos, para que no nos quepa duda de que si se emplea a fondo, esto puede ser un infierno. 

Finaliza agosto. Unos vuelven de vacaciones y otros se van. Septiembre es un mes estupendo para ir a las playas o a la montaña: menos gente, mejores precios, más tranquilidad, todo bajo el mismo sol.

Hoy, como despedida de agosto, traigo el resumen del mes, esos 14 cuadritos que he ido pintando jornada tras jornada. 

Ni ayer ni hoy he dibujado nada porque me he dedicado a ordenar, a retirar trastos que no se usarán más, a sacar ropas que hace años deberían haber salido de los armarios, a hacer una especie de inventario, ahora que se acerca el otoño y todo invita a renovar la casa y dejarla preparada antes de que comiencen los fríos y los días sean cortos y más bien grises.

Todavía queda verano, y sol, y calor, y mucha luz, de modo que ya saben: disfruten de la vida y sean felices. Y los que hoy están de aniversario, que lo pasen estupendamente, que es fantástico poder seguir cumpliendo años.

Buen domingo y sean felices.



 

viernes, 29 de agosto de 2014

Junto al estanque

.
 Témperas. 24 x 32 cm.


Este dibujo hubiera quedado muchísimo mejor pintado con óleo, porque los colores se hubieran fundido muy bien y las hojas, y la flor, tendrían un aire más auténtico, pero como quiero terminar los botes de temperas que tengo - en algunos la pintura ya está bastante espesa, casi seca - he utilizado esas témperas continuando con mis prácticas. 

Sin duda que muchos de los dibujos que estoy haciendo ahora, en papel y con témpera, más adelante los volveré a reproducir en lienzo, o tabla, y con óleos. La diferencia será notable, no sólo porque el óleo es más bonito, sino porque yo también tendré más experiencia.

Por las mañanas, a las siete, aún es de noche, y en cuanto al atardecer, a las nueve ya empiezan a rodearnos las sombras, y es que tan sólo nos quedan dos días para decirle adiós a este mes veraniego. Se acerca el otoño. Lo recibiremos como se merece, con alegría.

Ya estamos a viernes. Otra semana que se nos ha pasado en un abrir y cerrar de ojos.

Sean felices.