viernes, 26 de septiembre de 2014

Niebla de otoño

.
 Acuarelas. 24 x 32 cm.
 
Aún no, pero dentro de poco los días saldrán a la calle maquillados de gris y se echarán sobre el pelo y los hombros su manto de niebla, para humedecer los campos, los caminos, los árboles de ramas deshilachadas...

Y yo me asomaré a la ventana y trataré de mirar más allá de la gasa blanca que baja del cielo, tan suave, como si fuera una sábana que se extiende sobre la tierra queriendo protegernos de todo lo malo que ocurre en el mundo. Sin conseguirlo.

Llegamos al final del viernes y de, nuevo, un fin de semana nos abre sus brazos. 

No podemos decirle que no. 
¿Verdad?



 

8 comentarios:

  1. Manuel.
    Este color azul, que bien resulta en este dibujo.
    "Un manto de gasa que cae sobre la tierra", estupenda frase, pero si tiene que cubrir todos los males que se cobijan en nuestro entorno,!Echale tela!.
    Verdad, y deseable que sea un buen fin de semana para todos.
    Buenas noches, Mari Carmen.

    ResponderEliminar
  2. No podemos, no.
    Una pintura que me gusta su tonalidad. y realización igualmente.

    manolo

    ResponderEliminar
  3. Te ha quedado muy bien esta pintura, aunque hayas dejado el árbol sin hojas un poco pronto.
    Buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  4. Sí, es cierto, Helio, lo he dejado desnudito antes de tiempo, pero me apetecía pintarlo así, entre la niebla y con frío :)

    ¡Buen domingo!

    ResponderEliminar
  5. Gracias, Manolo. Es un azul muy invernal, ¿verdad?

    Hasta pronto :)

    ResponderEliminar
  6. No podría, la pobre niebla, cubrir tanto desmán como nos rodea, Manuel. Imposible. En fin, que me he adelantado un poquitín al invierno, que, de todas maneras, está ahí, a la vuelta de la esquina.

    Buenas noches :)

    ResponderEliminar
  7. No corras:)))
    Ya está llegando y lo esperamos, para volver a ver la maravilla de colores que nos deja.
    Muy otoñal tu árbol.
    Buen domingo.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  8. Otoñal e invernal, las dos cosas, Laura :) Ya le están saliendo los colores a los bosques en el Pirineo y dentro de poco serán una pura maravilla. El año pasado estuve en Huesca, en noviembre, y fue fantástico. Imposible olvidarlo.

    Buen domingo, guapa.

    ResponderEliminar