lunes, 9 de marzo de 2015

Mirando al cielo, al llegar la noche

.
 Acuarelas


Esta mañana he ido a pasear por el campo, o por Bosque Sur, que es nuestro campo más cercano, a falta de otra cosa. Era una mañana radiante que iba acogiendo a muchos chicos y chicas que se marchaban a comerse la tortilla - es Santa Juana - sobre la hierba, bajo los árboles, o un poco más allá, junto al lago, o simplemente en las zonas de recreo con sus bancos y sus mesas de madera. Es primavera, aunque aún no lo sea según el calendario, y los prunillos, los almendros, están preciosos, florecidos. Como diría mi profesora de inglés, Brenda... Spring has sprung! (la primavera ha brotado).

Después, ya en casa, he pintado dos acuarelas. Una no la puedo mostrar hasta julio, cuando, convertida en tarjeta postal, se la enviaré a mi hermana Lola, por su cumpleaños. La otra sí, la otra acuarela es esta noche estrellada que dejo y que he pintado tras el almuerzo. 

Y por hoy ya está bien de pinturas. Ahora toca hacer otras cositas que la tarde aún es larga. 

¿Hace un chocolate con pastas? Es lo que voy a tomar yo en unos minutos.

Buen comienzo de semana para todos.


 

6 comentarios:

  1. Manuel.
    Antes, y especialmente cuando vivia a cielo abierto, me gustaba contemplar estos fenomenos clestiales. El rojo del horizonte de tu cuadro es bonito.Me recuerda aquellas llegadas de la noche.
    Espero que estuviera muy rico ese chocolate.
    Buenas noches, Mari Carmen.

    ResponderEliminar
  2. La pintura muy bonita. Y el dia ha estado muy propio, para que los chicos festejaran la fiesta de Sta, Juana comiendo la tortilla en el campo. Yo he estado todo el día fuera paseando por las calles y he disfrutado muchísimo. Hemos hecho recados, compras, bueno muy divertido y disfrutado el día. Buen martes. y mejor lo bien que vás con la pintura.

    ResponderEliminar
  3. Estos días he oído que estamos en "pre-primavera", sí... Está haciendo unos días fantásticos, después del inviernito que llevamos, de frío y agua... Yo, la verdad, "temo" la legada de la primavera, porque me cae como un tiro: cansancio, debilidad,... Me cuesta un mundo levantarme por la mañana...

    Pero bueno, es, quizás, la mejor época para hacer un viajecito; los días, poco a poco, van durando más, y, en nada de tiempo, ya nos estaremos dando un bañito en la playa...

    Buena semana, Mª Carmen.

    ResponderEliminar
  4. Ya no podemos ver cielos estrellados, a menos que vivas en un pueblo y lejos de la gran ciudad, pero cuando tenemos la suerte de salir de viaje y admirarlos, qué felicidad ver tantas estrellas. Es maravilloso.

    Ten un buen día, Manuel.

    ResponderEliminar
  5. Y tanto que sí, Nori, ayer fue un día estupendo y hoy es igual de bueno, o mejor. En la calle hace calor aunque en las casas aún no se nota, y menos mal :) Todo a su tiempo.

    Un abrazo, guapa.

    ResponderEliminar
  6. A mi lo que me va fatal es el invierno, Carlos, la luz, el calorcillo, el sol, me llenan de energía. Es cierto, estos días, en los que no hace ni frío ni calor, y tenemos más horas de luz, son los mejores para plantearse salir a disfrutar del campo, de la buena comida de los pueblos.

    ¡Buen martes!

    ResponderEliminar