miércoles, 27 de mayo de 2015

La brisa en la arboleda

.
Tizas pastel


Con estos días soleados y no muy calurosos - ojalá fuera así todo el verano - a mí me entran unas ganas inmensas de coger la maleta, la cámara, el coche, y salir corriendo hacia cualquiera de esos pueblecitos de Castilla y León, o de Asturias, o Cantabria, incluso de las sierras andaluzas, donde se puede disfrutar de la naturaleza y, además de hacer fotos, pintar cuadros del paisaje circundante. 

Como no puedo hacer ni una cosa - hacer fotos por aquellos rincones españoles - ni la otra - pintar al aire libre bellos atardeceres en un entorno evocador - me conformo con dibujar en mi estudio y mirar por la ventana hacia el parque y los patios cubiertos de árboles y flores, porque es lo único que me tranquiliza y me anima en estos tiempos complicados que me está tocando vivir. 

Un paseo por una arboleda, a la caída del sol, es lo que traigo. No tengo otra cosa nada más que mis colores y mis dibujos, y es lo mejor que puedo compartir.

Feliz miércoles, ya mitad de semana. 

Sean felices.


 

2 comentarios:

  1. Muy bonita pintura, y el tiempo estupendo.Paciencia que es lo que toca,y también está bonito el paisaje cercano y los jardines que están cubiertos de flores Ya estamos en medio de semana y es importante aprovechar haciendo lo que gusta. Que tengas una buena tarde

    ResponderEliminar
  2. Es verdad, Nori, está haciendo un tiempo maravilloso. Acabo de volver de dar una vuelta que me ha sentado de maravilla. En cuanto a lo demás, pues sí, paciencia, no queda otra.

    Pasa un buen jueves :)

    ResponderEliminar