viernes, 14 de agosto de 2015

Las zarzamoras

.
 Acuarelas y ABT Dual Brush Pen 



Nunca he comido tantas zarzamoras como aquellos meses - aquel verano de mis catorce años, mejor dicho - que pasamos en Revenga, un pueblecito a unos ocho kilómetros de Segovia. Tras el cuartel, sobre el murete de pedruscos que rodeaba el edificio, habían crecido las zarzamoras de una manera salvaje, descomunal. Era una alegría salir y colmarnos las manos de aquellas bolitas negras, malvas, amarillentas, cubiertas de polvo o del rocío de la mañana, según la hora en la que acudiéramos a recogerlas. Pequeños frutos de sabor dulzón aunque no completamente dulces. Creo que los nenes del cuartel le hacíamos la competencia a las avispas y a los pájaros, y de qué manera...

Este cuadrito de moras es mi pequeño homenaje a aquel verano maravilloso que pasé en Revenga, rodeada de vegetación, de vacas, de piedras enormes, y con la visión de La Mujer Muerta, la sierra, apareciendo luminosa y fresca, día tras día, frente a mi ventana.

¡Buen viernes y sean felices!



 

5 comentarios:

  1. Tu dibujo y tus palabras como reviven entrañables recuerdos de tiempos pasados y ya lejanos en el tiempo pero que presentes en la mente.
    Las zarzas es un vegetal que tuve muy presente en mi infancia, a veces en las tierras de secano, la mora era el único fruto que podias comer por aquellos campos, tan llenos de luz y calor, pero dejaran tan bellas vivencias que el tiempo no las puede borras, al contrario basta cualquier detalle para que se recuerden, como tu expresas en este articulo.
    Buenas noches, Mari Carmen.

    ResponderEliminar
  2. Bonjour Mari,

    Jolies mûres, en septembre elles seront bonnes mais hélas beaucoup de produit de traitage ne sont pas bons ni pour nous,ni pour ces fruits. Passe une bonne journée, je pars photographier un baptême.Je t'embrasse.
    Jean-François. www.jfbaphotographie.com

    ResponderEliminar
  3. Bonsoir, Jean-François. C'est vrai ce que tu dis, on ne peut pas manger quelque chose n'importe comment, peut-être ces choses ne sont pas bonnes pour notre santé.

    Passe un bon week-end!

    Bisous

    ResponderEliminar
  4. Es verdad, Manuel, es que las moras están por cualquier parte y cuando las vemos es difícil no tomar alguna y llevártela a la boca.

    ¡Buen fin de semana!

    ResponderEliminar
  5. al ver la acuarela me han entrado ganas de comerme alguna

    ResponderEliminar