domingo, 9 de agosto de 2015

Un rincón con encanto

.
 Acuarelas

Hoy traigo un pueblo en la ladera de la montaña, para ponernos a cubierto de los calores del verano. Y es que son tan hermosos... Escondidos entre los bosques, echan raíces y se nutren de la tierra, del sol, de la lluvia, del viento, igual que los árboles que hay a su alrededor, con ánimo de permanecer eternamente. Aunque no siempre lo consiguen. 

Lindos, tranquilos y silenciosos pueblos...


 2

Quiero agradecer a todos los que ayer pasaron por aquí y se acordaron de que era mi cumpleaños. Tuve un día muy bonito, lleno de sorpresas y regalos. Lo celebramos en un restaurante griego, en Madrid, y pensé que estábamos de nuevo en el Peloponeso, en Santorini, en Atenas, en Creta... La comida es excelente y el trato del camarero fue magnífico. El restaurante se llama Mythos, en la calle Apodaca, 20, y tienen un pulpo asado al carbón que está para chuparse los dedos. Desde que era una niña no había vuelto a comer pulpo asado. Su sabor era exactamente igual al que solía comer en Motril, cuando mis tíos volvían de la mar y traían pulpo para asarlo en la puerta de la casa y comerlo con migas. Con todos mis respetos por el pulpo a la gallega, que sé que está riquísimo, para mí no se puede comparar con el pulpo asado al carbón, tierno, jugoso y delicioso.

En fin, que siempre es agradable pasear por las calles de Madrid y a mí me gusta hacerlo de cuando en cuando porque la ciudad donde una vive termina siendo muy aburrida, y si es para celebrar un cumpleaños, nada mejor que la capital.



 1


En esta acuarela, primero rellené con color las montañas de enfrente, para después ir, poco a poco, añadiendo colores al pueblo. Por último, los retoques, los detalles, aquí y allá, hasta que he creído que ya no debía pintar nada más. 

He tardado cuatro días en terminarla, a unas tres horas de trabajo diarias. No quería correr más, ¡para qué! He disfrutado de cada pincelada y eso es lo importante.

Buen domingo para todos y feliz comienzo de semana.
 



 

6 comentarios:

  1. Laboriosa pintura, esos pueblos parecen que se resbalan de la montaña, como los glaciares, y quedan a media ladera o en el fondo del valle, como resguardados de las inclemencias del tiempo.
    Me alegro que lo pasaras tambien en tu cumple años, ahora tienes que memorizar un año más en tu haber del tiempo transcurrido desde tu nacimiento. Hay quien dicen, que va al notario, para que de fe. Sí, comno la acumulación de trienios en nuestra profesion.Se llamaba la "Toma de razón", tributaba con sus polizos correspondientes.
    Buenas noches, Mari Carmen.

    ResponderEliminar
  2. Bonjour Mari,
    Très joli hameau dans ce décor montagnard, les couleurs sont bien choisies. Passe une bonne journée, je t'embrasse.
    Jean-François. www.jfbaphotographie.com

    ResponderEliminar
  3. Me encantan estos pueblos, Manuel, además es que los encontramos en todas las zonas motañosas del país, ya sea en el norte, el centro o el sur. Son adorables y lugares estupendos para descansar del bullicio de la ciudad.

    ¡Buen comienzo de semana!

    ResponderEliminar
  4. Bonjour, Jean-François, et merci! Tu sais, j'aime ce type de villages, ils sont pleins de charme!

    Passe une bonne journée toi aussi :)

    Je t'embrasse.

    ResponderEliminar
  5. Felicidades, aunque con retraso. Me alegra que pasaras un buen día y comieras estupendamente como dices. Ya estoy de nuevo aquí lo he pasado estupendamente, descansando y ademas que han sido las fiestas, y ha habido mucho más ambiente. Veo que aunque con calor sigues con la pintura que este cuadro está muy bonito, un pueblecito con mucho color. Buen miercoles y un beso.

    ResponderEliminar
  6. Gracias, Nori, me alegra saber que lo has pasado bien en el pueblo y que vuelves con energías renovadas. Aquí sigue haciendo un poco de calor, pero hay que consolarse pensando que ya queda menos para el otoño. Como dicen en la tele, el verano hace bueno al invierno :)

    Un abrazo y buen miércoles.

    ResponderEliminar