miércoles, 11 de noviembre de 2015

La vieja fábrica

.


Somnolienta, un poco triste, abandonada, la vieja fábrica acoge un nuevo amanecer de bruma azulada, esperando ese trajín que tuvo antaño y que nunca más ha de volver. Nada que ver con estas temperaturas magníficas que tenemos y que invitan a salir a la calle, a pasear, abrir las ventanas y dejar entrar el solecito. 

Nadie diría que estamos casi a mediados de noviembre y que la Navidad ya se anuncia en los grandes almacenes. A este paso, como siga este tiempo seco y caluroso, vamos a celebrar la Navidad como en Australia, en la playa y con manga corta.

¡Buen miércoles para todos!




4 comentarios:


  1. Creo que a esta paso celebraremos las Navidades, en bikinis, estos dias en mis paseos por el maritimo, veo como la playa de Santo Pere Toni, no ha perdido sus asiduos bañistas. Nos habituaremos a celebrar las navidades, tomando una maceta de gaspacho.
    Tu vieja fábrica muyi nteresante, aunque no funciones como antaño, tus pinceles le dan mucho colorido y vida.
    Buenas noches, Mari Carmen.

    ResponderEliminar
  2. Si estas temperaturas no hacen pensar pata nada en la Navidad aunque la tenemos tan cerca. Bueno el que le gusta como son mi familia ya han comenzado a construir el Belén Como cada año se hacen cosas nuevas..siempre falla algo, luces aguas y muchas cositas que surgen, y así poquito a poco van solucionando para que a primeros de diciembre ya este listo.Como se dice " Cada loco con su tema" Tu con tu pintura y mi familia con los Belenes. Pues adelante suerte a todos.Un saludo

    ResponderEliminar
  3. Los cambios de temperatura es una locura y un sin sentido. A estas alturas del año ya deberíamos estar muertos de frío y pegaditos a la estufa y, ya ves, en manga corta y tomando helados, o bañándose, algunos.

    Buen jueves :)

    ResponderEliminar
  4. Pues lo que yo digo, Nori, que los polvorones ya están en las tiendas y nosotros tomando helados y paseándonos tan ricamente por las calles.

    Un abrazo :)

    ResponderEliminar