miércoles, 2 de diciembre de 2015

La gran nevada

.
 Acuarelas


Llevo varios días queriendo pintar esta escena. Ayer, finalmente, me puse manos a la obra, tomé el papel de acuarela de grano grueso, los pinceles, mi caja de acuarelas y me dediqué, durante un tiempo a dar azules por aquí y por allá. El molino es más holandés que español, pero es que así es como lo tenía previsto, quizá porque hace poco vi un documental donde se mostraba la cerámica azul y blanca de Delft, una preciosa ciudad que visité hace unos años, en mi primer viaje a Holanda. 

No está siendo tiempo de nieve, eso lo sé, y parece un poco raro poner paisajes nevados con este sol que se nos cuela por las ventanas, pero es que estamos en diciembre y a estas alturas, otros años, las nevadas eran constantes y los pueblos aparecían radiantes, preciosos, apeteciendo hacer dibujitos invernales. 

Ahora, tal como estamos comprobando, los cambios del clima deberían hacernos tomar consciencia de que las cosas no van a mejorar, antes al contrario. Yo, por lo pronto, y aunque aún no estamos ni siquiera en invierno, ya estoy temiendo los estragos del próximo verano, ya que el pasado ha sido muy angustioso. Es mucho adelantar, sí, pero es que la situación va cada vez peor, y la culpa la tienen nuestros gobernantes, que miran para otro lado, pensando sólo en los próximos cuatro años de sillón y en sacar el mayor beneficio posible, como si la cosa no fuera con todos, y nosotros, por supuesto, que somos los que los elegimos. A ver si se ponen las pilas sin más demora. Menos condecorar a vírgenes, que no les hace ninguna falta, y más hacer por el planeta, señores.




 

6 comentarios:

  1. Con su color azul, resulta muy bien este paisaje nevado. Es que tus dibujos, sean del color que sean son muy expresivos.
    Bueno este tiempo no está mal, auque haga sol, yo siento esa sensación de invierno y cada día miro a la montaña, para ver si alguna nube la ha blanqueado un poco, ese blanqueo, solo lo veo en las noticias con el dinero.
    En cuanto al cambio de clima, hay que tener en cuenta, que esas tormentas solares, de las que los cientificos hablan últimamente, pueden ser mas radiales en destruir nuestro clima y nuestro planeta. Contra estos fenomenos, todavía no tenemos paraguas.
    Seamo felices, y olvidemos todas estas amenazas y nos volquemos a vivir la Navidad.
    Buenas noches, Mari Carmen

    ResponderEliminar
  2. Fenómenos solares ha habido toda la vida del planeta y no ha pasado nada, Manuel, pero lo que estamos haciendo nosotros, con esta cantidad indecente de gases, eso sí que es dañino para nosotros, que ya lo estamos pagando. Y todo sería tan fácil como al final terminará siendo: menos energía contaminante y más energías renovables, sólo que a estos tipos que nos gobiernan no les interesa para nada porque están a las órdenes de gentuza que sólo mira por hacer cuantos más millones mejor. Así que menos echarle la culpa al sol y más a los hombres. Y yo sé qué dicen los científicos del sol y también lo que dicen de las emisiones que hacemos nosotros. Solo tienes que ver cómo están algunas ciudades chinas, una auténtica mierda que no sé cómo pueden sobrevivir y no caer todos fulminados como chinches, y Madrid, sin irme más lejos, que tiene una capa de porquería encima que no hay quien la aguante, así que a ver, ¿de eso tiene la culpa el sol o son los gases que emitimos con nuestros coches y nuetras industrias?

    Seamos felices, sí, pero seríamos más felices si el mundo que le dejemos a los hijos de nuestros nietos fuera un mundo mejor y no un vertedero, un desierto. Sinceramente, lo mejor que le podría ocurrir al mundo es que desaparecieramos de la faz del planeta, si no quiere parecerse a Marte en pocos milenios, y me parece que nosotros ya estamos contribuyendo a nuestra desaparición, con todas nuestras fuerzas.

    Buen jueves :)

    ResponderEliminar
  3. Es muy triste, y muy fuerte lo que dices, pero es totalmente cierto. Como sigamos así esto si que va a ser un desierto, pero estos gobernantes, ahora de momento nada más le preocupan......las elecciones que están ahi a la vuelta. a ver quien gana, para seguir dandonos leña. De momento vamos a ver si disfrutamos de estos días de pequeñas vacaciones que hay el fin de semana, y ya iremos viendo. Muy bonita tu pintura nevada, que a ver si se anima el tiempo y lo vemos al natural......pero de momento tu sigue pintando que nos hace tanta ilusión. Un saludo

    ResponderEliminar
  4. Hola, Nori :) Se te echaba de menos, maja. Bueno, fíjate a qué fechas estamos y ni una gota de agua desde hace no sé cuándo, una pena...

    Pronto estarán aquí las navidades. Yo pondré el árbol este fin de semana.

    Un abrazo y buen viernes :)

    ResponderEliminar
  5. Bueno, Mª Carmen, como siempre, de acuerdo en todo; no obstante... A ver: no tengo yo tan claro que estemos ante un cambio climático; no se lleva tantos años registrando el clima para poder afirmar eso categóricamente... Que unos años son más secos y calurosos, y otros llueve más?... Pues me parece a mi que como toda la vida de Dios... El clima, en este sentido, se porta como la economía: ciclos buenos, y otros malos...

    Dicho lo cual: es verdad que nada bueno puede traer este ritmo contaminante que llevamos desde hace unos años para acá, con esa cantidad de gases emitiéndose, esos humos, esos tubos de escape,... Pero difícil solución tiene: son los países "en vías de desarrollo" (China, India,...), junto con EE.UU, claro, los que, por el uso del carbón, más están contaminando. ¿Y qué hacemos ante eso?. ¿Decirles que no se desarrollen? (hablando de "desarrollo" la situación de Occidente, claro; que ni afirmo ni niego si eso es lo deseable...)

    En fin, que quizás fuera, como dices, amiga, que lo mejor para el planeta sería que el ser humano desaparezca de su faz... Si no, comoplicado lo veo.

    Besos.

    ResponderEliminar
  6. En fin, Carlos, qué quieres que te diga. Yo soy muy pesimista en este sentido. Y no sólo yo, desde luego. Lo mejor para todos, países desarrollados y los que quieren hacerlo, es que se empiece a extender el uso de las energías renovables, que las tenemos, que están ahí y sin embargo nos penalizan por usarlas. Si no se usan es porque no les convienen a los gobiernos, porque a unos pocos no les interesa dejar de ganar millones, aunque con eso se esté arruinando la vida de las personas, y es que a este paso los países africanos,que ya lo están pasando mal con estos vaivenes del clima, lo pasarán peor aún, y en Sudamérica tres cuartos de lo mismo. Y nosotros mismos, porque a ver, ¿cuándo se ha visto que estemos a primeros de diciembre y que lleguemos a tener casi 20 grados en muchas ciudades, y ni una gota de agua desde hace meses cuando lo normal debería ser que hiciera frío, que nevara, que lloviera? Podemos mirar a otro lado y decir que no, que no pasa nada, y seguir con nuestros desvaríos, pero lo vamos a pagar bien caro, en todo, en alimentación, que nos va a costar un riñón comer, cuando haya sequías y las cosechas se pierdan, y en salud, claro, porque todas esas enfermedades que estaban recluidas en África, al no tener la barrera del frío se nos van a instalar aquí y nos harán la puñeta como ya se la están haciendo a aquellos. Y nuestros nietos, ya ni te cuento, lo van a pasar de pena.

    Buen fin de semana, Carlos, que seguro por allí será estupendo.

    ResponderEliminar