miércoles, 27 de enero de 2016

Estampa de Invierno 2

.
 Acuarelas y tinta


He leído que algunas personas - generalmente, mujeres - cuando el día amanece gris, lluvioso, desapacible, se visten con los colores más luminosos que encuentran en su armario, como una forma de contrarrestar la tristeza del día. Debería dar resultado, pero en mi caso no es así. Por más que mi ropa sea alegre, la niebla, la falta de luz que hay al otro lado de mis cristales, me contagian y me paso el día con la cabeza en una especie de nebulosa que no me gusta nada. El día está mustio, y yo también. 

No obstante, a pesar de sentir el cuerpo un poco desmadejado, de la modorra que me invade en estos días tan sosos, sigo trabajando, sigo montando escenas en mi cabeza, tanto para paisajes infantiles como para realizar tarjetas, e incluso acuarelas que nada tengan que ver con niños. 

Y eso es lo que voy a hacer hoy, retomar la acuarela que está aquí, frente a mí, diciéndome que tengo que acabarla, cerrar ese capítulo y, así, poder pasar a otra cosa, que dejar las cosas a medias no es bueno para nada.

Buen miércoles y sean felices.


8 comentarios:

  1. Que bonito paisaje.....y esa casita en medio es una monada.Que bien se viviría así, con esas montañas contemplando las nubes a través de esos árboles tan verdes. Seria como estar tocando el cielo con las manos. Con esta pintura nos lo vamos a imaginar y a seguir disfrutando, aunque sea solo una pintura. Muy bonito jueves....y sigue disfrutando con tus tarjetas. Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Bonjour Mari,

    Joli paysage avec de douces couleurs, ici pas de neige mais de la douceur et de la pluie. Passe une bonne journée, je t'embrasse.
    Jean-François. www.jfbaphotographie.com

    ResponderEliminar
  3. Bueno, Mª Carmen, que no eres la única... Hoy, por ejemplo, hace aquí en Cádiz un día triste, gris, amenazando lluvia... Y el carácter se acompasa, se entristece, entramos en plan melancólico... En verano, como bien sabes, es lo contrario: luz, mucha luz, alegría, bullicio,... Sí es verdad que hay quien lo nota más, y quien lo nota, menos; pero bueno, yo diría que como casi todo.

    Arriba ese ánimo, amiga, que cada día que pasa, menos invierno queda, y más se aproxima la primavera...

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Gracia a tu maravillosos paisajes observamos el invierno, por que el buen tiempo, entre comillas, continua.
    De esto yo no sabia, que para atenuar los dias grises, ponerse colores luminosos.
    Pero los dias, de lluvia, viento y días cubiertos de nubes, tampoco se deben de decastar, todo tiene su esencia, por ejemplo: me gusta observar ese cielo lleno de nubes de infinitas variedads, los día de lluvia, los encuentro muy familiares y también me distrae mucho, observar ese viento fuerte que con tanta energia mueve los árboles que parece que los quiere arrancar, me imagino la enorme fuerza de la naturaleza y la grandeza de la misma.
    Buenas tardes, Mari Carmen.

    ResponderEliminar
  5. Merci, Jean-François! Je te souhaite une bonne journée!

    Bisous

    ResponderEliminar
  6. Los días lluviosos y grises también tienen su encanto, como todo, Manuel, en eso estamos de acuerdo.

    Ten un buen viernes.

    ResponderEliminar
  7. Hola, Carlos. Es cierto que los días grises entristecen un poco, pero ya sabemos que al final siempre luce el sol, aunque no sea el caso en el día de hoy.

    Buen fin de semana :)

    ResponderEliminar
  8. Hola, Nori. Pues sí, nos toca imaginar paisajes invernales porque a estas alturas del año y del invierno incluso las estaciones de esquí están cerradas, o casi.

    Un abrazo, guapa.

    ResponderEliminar