lunes, 21 de noviembre de 2016

Días de mantita y taza de chocolate bien caliente

.



Me gusta que llueva. Y si escucho la lluvia golpeando sobre el asfalto, mucho más. Son días grises, lo sé, un poco melancólicos, también, pero a mí me gustan. Quizá porque no se prodigan demasiado. Me encanta levantar la mirada de mi trabajo, mi dibujo, de mis pinturas, y observar el árbol del otro lado de la calle: se ha quedado casi sin hojas en tres días. En otoño se desnuda demasiado deprisa y en primavera tarda muchísimo en vestirse. Un poquito casquivano me parece este arbolito. 

Hoy he pasado la mañana en Ikea. Bueno, no toda la mañana, sólo parte de ella. Antes de irme para allá he dejado Abril a punto de color. Abril es el mes que he terminado hoy. Me está quedando un calendario tan lindo que de verdad que me encantaría poder entregar una copia a todo el que pasara por mi puerta. O mejor aún, que apareciera en las tiendas o papelerías, para que la gente lo adquiriese. Oye, ya puestos a soñar, al menos que me pagaran la pintura y las horas que invierto con los pinceles. 
 
Es un hermoso calendario, ciertamente. Y tengo en mente hacer otras cosas, muchas cosas, demasiadas cosas, todas igual de bellas. Pero el mes no es tan largo como yo quisiera. Un mes al que ya le va quedando poco. Se le caen los días a noviembre igual que a mi árbol vecino se le están cayendo las hojas: sin apenas darme cuenta. 

Ya es noche cerrada, aunque sólo sean las 8 de la tarde. Y yo voy a seguir con mis proyectos.

Unas cuantas palabras, nada más, para acompañar a la acuarela que ilustra esta entrada.



...

Tarde gris,
tarde de noviembre,
huidiza, casi ausente.
El frío, 
ese frío que deja inerte,
aún no ha extendido su abrazo
helado sobre la tierra.
Los árboles dejan escapar suspiros
que se mecen en el aire,
planean,
remontan levemente el vuelo
y, mansamente,
caen
sobre la húmeda arena.
Hojas doradas
que mueren lánguidas,
blandas,
derrotadas,
en la tarde gris,
callada.



Mari Carmen

6 comentarios:

  1. Que suerte tengo, que yo si voy a tener un Calendario tuyo.
    Un beso guapa. Feliz descanso.

    Lola

    ResponderEliminar
  2. Mari carmen oir llover, estar disfutado con los pinceles, una musica ambiente y una chimenea encendida, que maravilla, no se pintar pero imagine eso,y me dan ganas de pintar
    un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Bonjour Mari,

    Joli dessin et de bien jolis mots, oui l'hiver un bon chocolat chaud est bien agréable. Passe une bonne journée, je t'embrasse.
    Jean-François. www.jfbaphotographie.com

    ResponderEliminar
  4. Claro que sí, Lola, y será precioso. Ya has visto los dos primeros meses, pero ya no te enseño ninguno más. Será una sorpresa. También mamá tendrá el suyo.

    Un abrazo, hermanita.

    Buen martes, aunque sea lluvioso.

    ResponderEliminar
  5. Pues todo es ponerse, María Jesús, todo es empezar, primero una pincelada y después otra, y es muy agradable, créeme :)

    Buen días, guapa.

    ResponderEliminar
  6. Bonjour, Jean-François.

    Un bon chocolat chaud pour fêter un jour comme aujourd'hui: avec de la pluie et un peu de froid. Une bonne journée automnale! :)

    Passe une bonne journée toi aussi.

    Bisous

    ResponderEliminar