lunes, 14 de noviembre de 2016

Luna llena, espada de luz que atraviesa la floresta.

.

Ayer noche la luna lucía tan bella que no pude evitar traerla a casa. Recordando que tengo muchos poemitas, escritos para unas peques encantadoras, aquí dejo sólo cuatro, para homenajear a nuestro querido satélite.

******


La niña inocente
que apoya su frente
contra el cristal de la ventana,
cree que la blanca luna
es el lugar 
donde juegan las hadas.

El caminante 
que en la noche fría
cruza los bosques
ajeno al peligro,
sabe que la luna
es una peregrina
que le acompañará
en su camino.

El gato ceniciento
que pasa las horas
buscando pájaros
por las ramas,
piensa que la luna lejana
es tan sólo
una madejita de lana.

Y para los ratones traviesos
que horadan las maderas
del granero,
la luna sólo puede ser...
¡un sabrosísimo queso!

Mari Carmen Polo

4 comentarios:

  1. Bonsoir Mari,

    Jolie poésie sur la lune, ce soir elle devrait être encore plus belle, passe une bonne soirée. Bisous.
    Jean-François. www.jfbaphotographie.com

    ResponderEliminar
  2. Preciosa y preciosa dedicatoria
    Yo queria verla hoy, pero la nubes no me dejan, me conformare con ver las fotos
    Se feliz

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias, M Jesús. Espero que puedas verla, porque aún hoy y mañana se podrá ver, quizá no tan grande, pero casi.

    Feliz miércoles :)

    ResponderEliminar
  4. Merci, Jean-François :) Je te souhaite un bon mercredi avec un peu de soleil, si c'est possible :)

    Bisous

    ResponderEliminar