miércoles, 1 de febrero de 2017

Febrero se estrena con lluvia

.


Estrenamos mes, con lluvia y no demasiado frío. Podría decir que qué bien, que estamos a día 1 y tenemos un mes lisito y blanquito para ir rellenando con cosas nuevas y buenas, y así será en la mayoría de los casos, pero también es cierto que muchas de esas cosas que ocurrirán en este mes ya están escritas y puede que no sean tan buenas. Es la vida, que va a lo suyo, y no entiende de comienzos de mes ni nada por el estilo.

Desde mi ventana veo a los nenes (me niego a distinguir por sexo, eso que tanto me repatea y que tan de moda han puesto nuestros políticos y otros seres de tontería afín, llegando a veces a límites insospechados de gilipollez) del colegio de enfrente, jugando y gritando, no importa si está lloviendo o luce el sol. Ellos se llaman, ríen, corren, no importa lo feo que esté el día, incluso si se ponen empapados, porque está en su naturaleza de niños es ser alborotadores y arriesgados. Ellos tienen una larga existencia por delante para descubrir, intentar, fracasar y tener éxito. Es la vida, con nombre y apellidos, que se estrena, dando empujones a diestro y siniestro para poder hacerse un hueco en este mundo a veces tan rematadamente sin sentido.

Es el primer día de febrero y yo, por hacer un breve resumen de lo que hice en enero diré que terminé de leer el libro de Susan Branch, Martha's Vineyard, Isle of Dreams, el cual me regalaron para Reyes, y que me ha gustado tanto que ya tengo pendiente pedir algún libro más de los que ella tiene. He terminado las portadas de cuatro calendarios para el 2018 y he comenzado a pintar los lindos dibujos del calendario de las niñas. Igualmente he terminado cuatro tarjetas de felicitación, tipo tríptico, con tres pinturas cada tarjeta, lo que hacen un total 12 dibujos coloreados con acuarelas. Han quedado preciosas. Las llevaré a la imprenta, para ver si me las pueden imprimir en el formato tríptico que he elegido. Si no es posible, ya veré cómo me las apaño pero quiero que estén así, tal como las he diseñado. Y también a mediados de enero finalicé una especie de cuaderno, hecho con hojas de acuarela, con dibujos infantiles en blanco y negro, para colorear.

Siguiendo con los libros, llevo a la mitad el libro de Sandra Barneda, La Tierra de las Mujeres, y estoy encantada con el libro de Mathias Enard, Boussole. Hay otro libro en francés en cola, para cuando termine este. 

En cuanto a televisión, enero ha sido el tiempo de ver la serie, en inglés, The Newsroom, fascinante, con Jeff Daniels y Emily Mortimer. Me ha encantado, es fabulosa. Tras ella, he comenzado otra serie, Sherlock Holmes. Debo admitir que, acostumbrada después de casi tres años al acento de Brenda, que es californiana, me cuesta un poco más entender el inglés británico que el americano, pero no hay problema porque hay subtítulos.

A ver, qué más... Bueno, he escrito cuatro artículos en inglés para Brenda, según el tema que a ella le parece bien, y sobre el cual yo debo dar mi opinión. 

Me apena no haber tomado la cámara y haber hecho algunas fotos. No ha sido posible. Podría haber hecho algunas en casa, con desenfoques, que me gustan tanto, pero no he tenido demasiadas ganas. Espero resarcirme en breve.

Por último, diré que hoy hace siete días que comencé mi resfriado y aunque ya estoy muy bien, aún me quedan un par de días para estar al 100%. 

Adiós enero, guardado para siempre en el baúl de los recuerdos. Bienvenido febrero. A ver cómo te portas...

Mari Carmen

If we wait until we're ready, we'll be waiting for the rest of our lives.

5 comentarios:

  1. Bueno, no se puede decir que hayas perdido el tiempo, no señor, (¿de dónde lo sacas para hacer todo esto?). Me gusta mucho la portada de febrero, tan alegre para un mes, en principio, más bien tristón. La pintura que encabeza el escrito también me gusta un montón, como más de invierno, como de ¿litoral?
    Esto..., si no es mala pregunta, ¿cuántos libros puedes leer a la vez y en cuántos idiomas distintos? En fin, Carmen, lo que te decía, de Renacimiento total. Como sigas a este ritmo para agosto tienes terminados los almanaques del 2025. Descansa un poco, ¿eh?, aunque sólo sea de vez en cuando.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gusta el color. Mucho. Por eso mis pinturas rara vez son tristonas.
      En cuanto al tiempo para hacer las cosas... bueno, no es tan complicado. Cuando trabajaba para la Univ. Politécnica, no hace mucho, no lo tenía tan fácil, pero los recortes, ya sabes, le dejan a una mucho tiempo libre :)
      La pintura que encabeza la entrada, sí, de litoral. Es un estudio en tonos índigo y azul prusia. Dos colores que me encantan. Es un juego entre diversas gradaciones de esos colores.
      A la vez no leo los libros :) Uno en cada momento, pero si alterno dos o tres a lo largo del día. Inglés, francés y español. Además leo las entradas que van saliendo de todos esos blogs en inglés o francés que tengo en el lateral y que me encantan.
      En cuanto a la pintura, para agosto espero tener hechos, al menos, tres calendarios, todos con diferentes dibujos, claro. En realidad son cuatro. Así que tengo trabajo por delante.

      Y descansar descanso, claro que sí, y salgo a pasear y veo esas series que me gustan, y hago las cosas de casa...

      Nada, un ritmo de lo más normal, como cualquiera :)

      Eliminar
  2. Sí, sí, de lo más normal, claro, como cualquiera, ya.^_^

    ResponderEliminar
  3. Bonjour Mari,

    Jolies couleurs pour ce tableau en ce début de février. La météo nous annonce des vents très forts pour ce WE. Passe une bonne journée Mari, je t'embrasse.
    Jean-François. www.jfbaphotographie.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bonjour, Jean-François! Merci. Tu sais, c'est le calendrier que j'ai dessiné pour cette année :)

      Ici, nous avons de la pluie, mais pas froid.
      Passe une bonne journée!

      Bisous

      Eliminar